PRÓXIMO DESTINO


Entrada de Miembros

Usuario
Contraseña

 

ver +

 
 

 
 
 
 
   1 de 1 1  
 
INFORMACIÓN A PROFESIONALES Y MIEMBROS/Noticias
Noticias
 
03/02/2013 Los mercenarios del cáncer

 SemanaAl drama de quienes padecen cáncer en Colombia se suma ahora que solo el 30 por ciento de los servicios que se ofrecen están certificados y que por cada cinco centros oncológicos apenas hay un especialista para atenderlos.

 
UN NUEVO DRAMA SE SUMA
A quienes enfrentan las dificultades e incertidumbres que llegan tras un diagnóstico de cáncer: saber si la atención que reciben tiene el visto bueno de alguna autoridad, y si la medicación es realmente la que se requiere o solo la más costosa. “Alrededor de los tratamientos oncológicos se ha construido una maraña de intereses donde no se tiene en cuenta al más importante: el paciente” dice Carlos Castro, director médico de la Liga contra el Cáncer.
 
La preocupación es válida. Según el Registro Especial de Prestadores de Servicios de Salud, de los 2.222 servicios médicos relacionados con el cáncer en el país, solo 710 están certificados por alguna autoridad de salud. “Estamos preocupados por la proliferación de oncológicos de garaje”, asegura Alejandro Gaviria, ministro de Salud. Además, precisamente por lo sensible de estos tratamientos y por la atención integral que demanda esta enfermedad, la ley exige que quien ofrezca servicios oncológicos debe garantizar que sus especialistas estén vinculados de tiempo completo. Sin embargo, en el país no hay más de 200 médicos oncólogos y hematólogos, y de manera sorprendente existen 938 lugares donde se ofrecen estos servicios. “Esa cantidad no la tiene ni Estados Unidos con una población de 200 millones de habitantes” dice Raúl Murillo, director del Instituto Nacional de Cancerología. “Existen médicos itinerantes, mercenarios actuando con gran irresponsabilidad pues cualquier complicación con un cáncer es un riesgo de muerte” dice Raimundo Manneh, presidente de la Asociación Colombiana de Oncología.
 
A este diagnóstico se suma que la forma como opera el sistema de salud ha creado incentivos a los médicos para formular medicamentos que no siempre se requieren e incluso terminan siendo contraproducentes. Algunos centros sin control o profesionales, por ejemplo, ganan comisión por la venta de medicamentos. Murillo da fe de cómo le llegan pacientes a los que les han recetado tratamientos de quimioterapia cuando podrían haberse atendido mediante cirugía o con otro tipo de tratamiento menos costoso e intrusivo. “Es un sistema perverso que estimula la formulación” dice Castro. Sin embargo, Manneh rebate diciendo que es “un tema traído de los cabellos” y que los médicos actúan con ética y que no se dejan manipular por los laboratorios.
 
Por otro lado, este esquema desangra el sistema de salud pública. Vía tutela se exige prácticamente cualquier tratamiento sin importar su costo. “He tenido pacientes que viajaron a Suiza y les tocó regresar porque allá no les cubrían los medicamentos que aquí les daban” dice Castro. De hecho, según cifras de la Defensoría del Pueblo las tutelas para demandar tratamientos oncológicos crecieron en un 45 por ciento al pasar de 3.105 en 2010 a 4.521 en 2011.
 
Es tal el avance de la informalidad en este tipo de tratamientos que se presta para el contrabando de medicamentos, según coinciden en decir los especialistas. Manneh explica que la libertad de precios que imperó por años llevó a que en Colombia los medicamentos costaran hasta 10 veces más que en los países vecinos. Esto se moderó con el control que impuso el gobierno hace un año, pero aun así “ni si quiera porque baje el dólar, bajan los medicamentos” dice el médico Castro.
 
También preocupa que aparezcan quejas por centros oncológicos de los que se duda que se administren medicamentos reales, como el caso que denunció esta revista, en 2011, de un centro oncológico en Santander en el que se investiga si en efecto trató a una paciente con quimioterapia o con placebos.
 
Ahora, todo esto no significa necesariamente que los centros que no están certificados no tengan las condiciones para prestar el servicio. Sin embargo, sí deja un mal sabor que no busquen certificarse. Así mismo, el hecho de que se utilice el nombre de oncólogos para abrir centros de servicio no quiere decir que ellos participen de las irregularidades. Esto lo deben aclarar los organismos de control.
 
¿Cómo se llegó a este punto?
Los interrogantes que se han abierto sobre la manera como se están prestando estos servicios en el país, combinados con la angustia que vive cada persona que padece esta enfermedad, han dado origen a organizaciones de pacientes que buscan una garantía en la calidad de los servicios que se prestan. Una de las mayores impulsoras fue la congresista Sandra Ceballos, quien en 2008 promovió una ley para, entre otras, mejorar el control sobre estos establecimientos, pero falleció de cáncer antes de que se promulgara. El gobierno de entonces la objetó porque consideró que no debía haber una ley específica para una enfermedad, pero la Corte Constitucional la avaló y en abril de 2010 ordenó que se reglamentara en seis meses. Pero esto no se hizo. En noviembre pasado un fallo del Consejo de Estado le dio un plazo perentorio de ocho meses al Ministerio de Salud para que lo haga.
 
El cambio más significativo hasta el momento vino por cuenta de la reforma a la salud que comenzó a regir a comienzos del año pasado. Con esta norma, la competencia para habilitar estos centros salió de las secretarías de Salud departamentales y municipales, y pasó al Ministerio de Salud. “Es un avance pues la mayoría de servicios que se prestan nunca han sido visitados por nadie” dice Laura Ramírez abogada de la Fundación Simmon, una de las líderes en la materia, que tiene asiento en la Mesa Nacional de Cáncer. El 55 por ciento de los servicios que se prestan en todo el país no ha sido verificado, según los datos del gobierno. Si bien los que no lo han hecho dicen que antes de la nueva ley la verificación podía ser posterior, lo cierto es que la mayoría nunca lo hizo.
Esta abogada, por ejemplo, cuenta cómo en Barranquilla encontraron casos en los que a los pacientes las EPS les daban los medicamentos en unas neveras artesanales, para llevarlos al lugar donde debían aplicárselos, descuidando la conservación en frío que demandan estos medicamentos para que sean efectivos. Llama la atención que Atlántico sea el segundo lugar donde hay más servicios oncológicos, incluso por encima de departamentos que lo triplican en población como Antioquia.
 
Por su parte, el Ministerio de Salud con el Instituto de Cancerología comenzó en octubre pasado a verificar que las nuevas solicitudes que hacen las IPS para prestar servicios oncológicos cumplan las condiciones técnicas y científicas. En la Dirección de Prestación de Servicios del Minsalud no informaron cuántas de las nuevas solicitudes fueron aprobadas aduciendo que es un trámite en proceso. Sin embargo, SEMANA conoció que en una presentación hecha en noviembre pasado, quienes participaron en la revisión contaron que de 187 solicitudes de IPS para prestar estos servicios, solo una cumplía con la norma.
 
Para 2013 se esperan 50.000 nuevos diagnósticos de cáncer entre los colombianos y el fallecimiento de 33.000 personas por esta causa, lo que la ubica en la segunda causa de mortalidad nacional luego de las enfermedades cardiovasculares.
 
La publicación de la lista de los lugares certificados para prestar servicios oncológicos sería un principio para que los pacientes puedan saber qué sitios son confiables. Pues sin duda la dolorosa situación que tienen que sobrellevar no se compadece con la falta de acción de las autoridades para controlar este desalentador diagnóstico.
 
Destacado
Un primer paso para que los pacientes sepan que servicios oncológicos son confiables es que se publique cuales son los lugares certificados

 

 

 

Comentarios(0)
 
Otras Noticias
 
19/02/2013 Evitables, entre 60 y 70% de los casos de cáncer; son de origen externo: Iecan

El director del Instituto Estatal de Cancerología (Iecan), Víctor Hugo Garzón Barrientos, advirtió que 60 o 70 por ciento de los casos de cáncer tienen su origen en factores externos al cuerpo humano, por lo que el padecimiento puede ser prevenido con buenos hábitos alimenticios y una adecuada conducta física.

 

Recalcó que no habrá dinero de inversión social en salud de los gobiernos que alcance para tratar a todas las personas con cáncer en las próximas dos décadas, por lo que la población debe participar más en la adopción de estilos saludables de vida. Garzón Barrientos subrayó que algunos de estos factores son trastornos en la nutrición, además de la obesidad, que se ha comprobado que favorecen el desarrollo del cáncer cervicouterino, el cáncer de mama y el cáncer de colon.

 

Por ello, recalcó la importancia de las campañas contra la obesidad, contra el alcoholismo, así como contra la prevención de las adicciones a las drogas, el tabaquismo, además de los virus del papiloma humano y la hepatitis C.

 

El director del Iecan expresó que es fundamental la capacitación de los médicos generales y familiares para la detección oportuna de la enfermedad, así como la medicina asistencial hospitalaria.

 

Manifestó que "entre 60 y 70 por ciento pueden ser prevenidos, pues se asocian a factores externos como la desnutrición, que favorecen al cáncer cervicouterino; o la obesidad que favorece al cáncer de mama, de colon, el cáncer gástrico, que son circunstancias que pueden ser modificables o prevenibles tomando estilos de vida saludables".

 

Puntualizó que "cuando hacemos el análisis genérico de la mayoría de enfermedades que se agrupan en este concepto llamado cáncer, para 2030 se esperan entre 16 y 27 millones de personas que puedan ser portadores de cáncer, esto equivale a una de cada tres personas con una alta posibilidad de mortalidad".

 

En cuanto al cáncer infantil, precisó que las neoplasias que se presentan de forma más frecuente son las leucemias y linfomas, seguidas por los tumores de ovarios y testículos; así como los sarcomas, que son los tumores sólidos que se presentan en los tejidos blandos y en los huesos.

 

Recalcó que el programa federal del Fondo de protección en salud contra gastos catastróficos en materia de cáncer para infantes y adolescentes desde recién nacidos hasta los 18 años de edad y meses, es sin costo para población que no tenga derechohabiencia del IMSS, del ISSSTE, la Sedena o la Semar.

Comentarios(0)

19/02/2013 Diagnósticos de cáncer infantil

Bajo el lema "El diagnóstico temprano marca la diferencia'' la Confederación Internacional de Organizaciones de Padres de Niños con Cáncer (ICCCPO) conmemoró el Día Internacional del Niño con Cáncer y busca concientizar a lo largo del mes de febrero sobre esta difícil realidad. El objetivo es advertir sobre la importancia de realizar un diagnóstico temprano de la enfermedad en los menores. Cuando esto se hace a tiempo, puede marcar la diferencia entre un buen o mal pronóstico y sobre las secuelas que puedan quedar tras la enfermedad.

No es una "enfermedad rara'' como se llama a aquellas que sólo afectan a muy pocas personas dentro de una comunidad. Sin embargo, el cáncer infantil tarda muchas veces en ser diagnosticado correctamente y, aún así, en recibir el tratamiento adecuado. Todavía no se comprende bien que las situaciones que en el cáncer de adultos son muy serias y dolorosas, en el que afecta a los chicos son aún más duras. Los niños, sus padres y sus médicos saben que es una lucha cruel y desigual que se desarrolla minuto a minuto, pudiendo sustraerles la alegría a los chicos y frustrar las esperanzas de las familias involucradas. Esta enfermedad existe y es altamente curable. Sin embargo, cada año mueren 90.000 chicos en el mundo por falta de acceso a una detección temprana, un diagnóstico oportuno y un tratamiento adecuado de su dolencia, en hospitales especializados, adecuadamente equipados.

En países de alto desarrollo, 8 de cada 10 chicos sobreviven a su enfermedad mientras que en los de bajo desarrollo sólo se salvan dos o tres. En la Argentina, donde cada día 4 familias reciben el diagnóstico de cáncer infantil, la diferencia está marcada entre los centros urbanos, donde los índices de sobrevida son similares a los de un país desarrollado, frente a otras regiones donde se dificulta el acceso a un diagnóstico oportuno.

Una de las premisas fundamentales de la campaña sobre el cáncer infantil es que todos los pacientes tengan los mismos derechos: acceso al tratamiento adecuado y en las mejores condiciones de cuidado. Cada año, alrededor de 250.000 niños en el mundo enferma de cáncer; hoy se cura aproximadamente el 70% de los casos. Hay que recordarlo una vez más: de acuerdo con la Convención de los Derechos del Niño de las Naciones Unidas, todo niño tiene derecho a la vida, al tratamiento de su enfermedad, a la rehabilitación y a la educación.

Comentarios(0)

19/02/2013 Cirugía robótica

El doctor Luis Aznar, de la Unidad de Oncología Radioterápica de la clínica Ruber Internacional de Madrid, cuenta  cómo funciona el sistema de cirugía robotizada funciona. Existen 273 unidades en el mundo y 45 en Europa.
 
Este aparato, denominado comercialmente 'Ciberknife', es un preciso acelerador lineal con un brazo robotizado que sigue en tiempo real el movimiento del tumor causado por la respiración del paciente, sin dañar los tejidos sanos.
 
"El robot va respirando con el tumor y va comprobando a tiempo real que está en el sitio adecuado, realizando el tratamiento con una precisión submilimétrica", ha precisado el doctor Aznar.
 
De esta forma, se consigue un descenso brusco de los efectos secundarios, un aumento de la dosis que es posible administrar al tumor y una elevación de la tasa de respuestas y del índice terapéutico frente a otras técnicas radioterápicas.Única opción para ciertos tumores
 
El sistema 'Ciberknife' "permite hacer cirugía sin abrir al paciente" y gracias al mismo se tratan tumores que antes no era posible, como cerebrales, de páncreas, de pulmón, de próstata o de hígado. Se puede tratar un nódulo pulmonar, una metástasis hepática o un carcinoma de próstata en muy pocas sesiones.
 
Tiene una gran utilidad en pacientes que por diferentes razones no se pueden operar, pero incluso en los casos en los que es posible la intervención, "el control local del tumor es similar a si hacemos una cirugía convencional, con las ventajas de no tener que entrar al quirófano, el postoperatorio y los riesgos de la anestesia".
 
Su uso está indicado en tumores primarios y en metástasis, pero también en aquellos que se operaron en su momento y han vuelto a aparecer. En este último caso, se valora si la radiocirugía es viable, ha señalado el doctor Aznar.
 
Esta técnica está también indicada en personas que han recibido radioterapia convencional y que deben ser sometidos a tratamiento de nuevo, ya que al proteger los órganos cercanos al tumor permite tratar zonas ya irradiadas.
 
En la actualidad, más de 100.000 pacientes han sido tratados en todo el mundo y alrededor de 1.200 en la Ruber Internacional, pionera en desarrollar e implementar este tratamiento en España.
 
El hospital recibe a veces enfermos derivados del sistema público, en casos en los que "no se tiene la tecnología necesaria para realizar un tratamiento viable", ha asegurado Aznar.
 
SIN EFECTOS SECUNDARIOS

Temistócles Maruán es un paciente tipo. Padece un tumor en la cabeza del páncreas que afecta a los vasos cercanos del tronco celíaco (delante de las vértebras), lo que hace que la cirugía convencional tenga un riesgo muy alto e incluso un fatal desenlace, ha explicado el doctor Aznar.
 
Este paciente de 71 años, natural de Muñopedro (Segovia), asegura que el tratamiento es llevadero y después de tres sesiones (la última) no ha sufrido ningún efecto secundario y se encuentra "perfectamente".
 
"Te tumbas en una camita y a aguantar mientras el robot está funcionando de un lado para otro, pero yo no siento nada", ha señalado el paciente, quien no aprovecha la sesión para "echar un sueñecito", porque "me han dicho que no me duerma, ya que la respiración cambia".
 
En el caso de Temístocles, las posibilidades de control local del tumor son muy altas, y "esto no solo significa supervivencia, sino también calidad de vida, no tener molestias, dolor o alteraciones digestivas".
 
El aparato se basa en la robótica utilizada en Alemania para la fabricación de coches de alta gama, mientras que el acelerador lineal se logró gracias a las investigaciones realizadas por la armada norteamericana para comprobar la resistencia de los puentes metálicos al paso de los blindados.
Comentarios(0)

18/02/2013 Aumenta la supervivencia en los casos de cáncer infantil

El jefe del Servicio de Oncología Pediátrica del Hospital Clínico de Valencia, Joaquín Donat Colomer, ha destacado que la mejora de los tratamientos en el cáncer infantil ha permitido aumentar la supervivencia hasta el 70 por ciento a los cinco años, frente al 50-60 por ciento que se lograba en 1980.

  

Cada año se diagnostican 160 casos de cáncer entre los 0 y los 19 años, lo que supone un nuevo caso cada 6.000 niños. Al respecto, ha destacado que esta es la supervivencia media actual, aunque en determinados tumores infantiles, como los renales, se consigue incluso superar el 90 por ciento y en algunos casos incluso el 100 por cien, según se observa en el Registro de Tumores Infantiles, único registro monográfico de este tipo en España, con seguimiento de casos desde 1983.
 
El doctor Donat ha explicado que en la mejora de esta tasa ha influido la evolución de los tratamientos, que en la actualidad buscan "ajustarse a cada caso, de modo que no sean demasiado agresivos para no producir toxicidad". Por ello, en los niños los tratamientos suelen centrase en la quimioterapia, que ha "evolucionado mucho" y ha conseguido tener "muchos menos efectos tóxicos". Por contra, la radioterapia tiene "más repercusiones tanto físicas como intelectuales" en los menores y por tanto se emplea con "mucho cuidado".
 
En esta línea, ha comentado que la investigación "no para" y que ya se están estudiando "estrategias que van a cambiar la perspectiva actual de la quimioterapia". Así, se trata de lograr unas dianas terapéuticas que "ataquen sólo las células tumorales y no afecten a las sanas". Asimismo, ha recalcado la importancia de que los niños sigan hábitos saludables. Ell cáncer infantil es muy poco frecuente en la edad pediátrica, pero tiene un alto impacto en nuestra sociedad al condicionar la realidad cotidiana del niño y de su entorno. 
 
En el grupo de 0 a 14 años se mantiene una tendencia tumoral por tumores estables y sin diferencias significativas en los 17 últimos años. por grupos de edad la mayor incidencia de cáncer se registra entre 1 y 4 años, seguido de cerca del grupo de 15 a 19 años, y de los menores de un año. Por grupos de edad, las leucemias son el de mayor frecuencia y representan el 27 por ciento de los casos, seguido de los linfomas, que constituyan el 20 por ciento, y de los referentes al sistema nervioso central y médula, que son el 18 de los tumores. Cuatro de cada cien mil niños entre 0 y 19 años fallecen por esta causa. De cada 100 muertes en niños, 9 son debidas a cáncer. A mayor edad al diagnóstico el riesgo de fallecimiento por cáncer infantil disminuye.

 

 

Comentarios(0)

18/02/2013 ´Habrá una epidemia de cáncer si las chicas fuman tanto´

Isabel Izarzugaza, jefa del Servicio de Registros e Información Sanitaria de Euskadi, advierte de que si las jóvenes siguen fumando tanto como ahora en unos años se puede producir "una epidemia" de cáncer de pulmón entre las mujeres.

 

Izarzugaza recuerda que el cáncer de pulmón es el quinto tumor más frecuente entre las mujeres en el País Vasco y el tercero entre los hombres.
 
Este cáncer está directamente ligado al hábito de fumar y, tal y como ha explicado, en el caso de los hombres, los diagnosticados nuevos se han estabilizado o descendido, ya que muchos han dicho adiós al tabaco al haberse concienciado de los riesgos que conlleva para su salud.
 
En cambio, en las mujeres la tendencia es distinta, ya que cada vez hay más que fuman, y la incidencia del cáncer de pulmón se ha triplicado desde 1986 hasta 2006.
 
En este sentido, Izarzugaza alerta de que si las jóvenes siguen fumando tanto como ahora, dentro de unos años se puede producir "una epidemia de cáncer de pulmón".
 
"Están fumando mucho, más que los hombres en algunos casos", lamentó. No obstante, en la actualidad, los cánceres más frecuentes entre las mujeres vascas son el de mama, el de colon-recto y el de cuerpo de útero. Entre los hombres los más habituales son próstata, colon-recto y pulmón, por este orden.
 
La supervivencia de las personas que son diagnosticadas de cáncer en Euskadi es del 55% a los cinco años pero ésta varía mucho según el tipo de tumor.
 
alta supervivencia Así, el 90,7% de los hombres con cáncer de próstata y el 87,4% de las mujeres con tumor de mama sobreviven a la enfermedad cinco años después de estar diagnosticados.
 
Preguntada la experta sobre un informe reciente publicado por AXA en el que se decía que el País Vasco es la comunidad autónoma con mayor mortalidad por cáncer, explicó que no se puede concluir eso porque en el informe se establecen comparaciones entre parámetros diferentes.
 
En este sentido, ha explicado que para llegar a una conclusión válida sobre este tema lo que hay que hacer es comparar tasas ajustadas con una población estándar de cada comunidad autónoma y esto no se ha hecho.

 

Comentarios(0)

18/02/2013 La radioterapia prequirúrgica es efectiva contra el cáncer esofágico avanzado

Los pacientes operados por cáncer esofágico son más propensos a sobrevivir si reciben radioterapia (RT) prequirúrgica que posquirúrgica, según revela un análisis de 20 años de información de la base de datos SEER.
 
Además, los resultados indican que la mortalidad cardiopulmonar es similar con o sin radioterapia, ya sea pre o posquirúrgica, como publica en Cancer el equipo del doctor Smith Apisarnthanarax, de la Universidad de Pensilvania, Filadelfia.
 
Los autores revisaron datos de 5.512 pacientes con adenocarcinoma o carcinoma de células escamosas del esófago en 17 registros de la SEER (Vigilancia, Epidemiología y Resultados) desde 1988 hasta el 2007.
 
En esa cohorte, 1.881 pacientes recibieron radioterapia prequirúrgica, 901 recibieron radioterapia posquirúrgica y 2730 no recibieron radioterapia.
 
La sobrevida de cinco años asociada con el cáncer fue del 41 por ciento con la radioterapia prequirúrgica y de un 31 por ciento con la posquirúrgica (p<0,0001).
 
"Estos beneficios fueron más notorios en los pacientes con enfermedad T3/T4 o nódulos linfáticos positivos, lo que sugiere que una aplicación de RT prequirúrgica beneficiaría más a esos pacientes", escribe el equipo.
 
La mortalidad cardiopulmonar a 10 años no varió entre los grupos (8 por ciento con radioterapia prequirúrgica y posquirúrgica y 10 por ciento sin radioterapia).
 
"Hallar que la RT prequirúrgica o posquirúrgica no eleva significativamente la mortalidad cardiopulmonar versus la cirugía únicamente sirve para justificar el uso de una terapia potencialmente mórbida", comenta el equipo.
 
Y concluye: "Dada la falta de estudios aleatorizados sobre la secuencia óptima de RT y cirugía, estos resultados respaldan el uso de RT prequirúrgica como el tratamientos estandarizado para los pacientes con cáncer esofágico avanzado localmente y no debería descartarse ante la preocupación por la mortalidad cardiopulmonar".

Comentarios(0)

18/02/2013 El Sant Joan formará a especialistas en oncología radioterápica

JOAN MORALES
 
El Hospital Universitari Sant Joan de Reus ha sido acreditado para ofertar una plaza de médico interno residente (MIR) en la especialidad de oncología radioterápica. El centro hospitalario de la capital del Baix Camp se suma así a la lista de 10 que en la próxima convocatoria MIR optan a ofertar una de las siete plazas que habrá en Catalunya para formar oncólogos radioterápicos, una especialidad de cuatro años de duración.
 
La responsable del servicio de Oncología Radioterápica del Sant Joan, Meritxell Arenas, destaca la consecución de esta acreditación  como un hecho «muy importante» que completa tres ejes básicos en este servicio: docencia, investigación y formación continuada. En este caso, Arenas recuerda que «en docencia ya realizamos pre grado, con los estudiantes de la Facultat de Medicina y ahora, formando especialistas, conseguiremos también formación post grado».
 
Pero la máxima responsable del servicio de Oncología Radioterápica del hospital reusense insiste en la importancia que también tiene la investigación y la formación continuada. «Contamos con un grupo a través del Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili, con proyectos de investigación, básica y clínica», explica Meritxell Arenas, quien también recuerda que «no paramos de participar en cursos, congresos, etc. Es una manera de esta actualizados y al día, algo muy importante en nuestra especialidad».
 
Adelantos tecnológicos
 
La formación continuada, muy importante en medicina, adquiere mayor trascedencia para los oncológos radioterápicos si tenemos en cuenta lo rápido que avanza la ciencia y la tecnología de los tratamientos. «En pocos años, si no estás al día, nuestra especialidad cambia de forma muy rápida», insiste Arenas.
 
El servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Sant Joan de Reus cuenta con más de 40 profesionales, entre médicos especialistas (10), técnicos en grado superior especialistas en radioterapia -que son los encargados de administrar el tratamiento diariamente-, enfermeras especializadas, auxiliares de enfermería y administrativos.

 

Comentarios(0)

  Página 1 de 28 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 >>